El laurel y sus usos medicinales
El laurel (laurus nobilis) también conocido como laurel de comer o laurel de olor es originario del mediterráneo Europeo, es un árbol o arbusto siempre verde, de forma piramidal, denso de hojas simples y olorosas.
El laurel tiene propiedades medicinales, sus efectos más destacados son que se usa como tónico digestivo que alivia los trastornos en las articulaciones y en la musculatura; interviene en caso de suspensión del ciclo menstrual. También, la aspiración del humo que emana de sus hojas incineradas alivia los dolores de cabeza, despeja las vías respiratorias y aromatiza el ambiente. Usadas como infusión tiene efectos digestivos y emenagogos, se usan un par de hojas pequeñas para una taza de agua hervida. Además, se usa de forma externa como pomada, para esto se debe hervir un puñado de hojas machacadas hasta consumir toda el agua. Antes que se enfríe se debe colar dejando la manteca que se separa del cocimiento. Con esta manteca se hacen fricciones sobre las zonas adoloridas. Por último para baños de laurel, se hace hervir un gran puñado de hojas y bayas en dos litros de agua durante quince minutos, se cuela y se agrega al agua del baño.
No es aconsejable para embarazadas ni en niños menores de 2 años. En personas mayores se debe empezar con dosis suaves.